¡Entérate sobre la Fiebre de Katayama y cómo prevenirla!

El tema de esta semana es la enfermedad conocida como esquistosomiasis, Fiebre de Katayama o cercariosis cutánea. Esta enfermedad es propia de regiones tropicales o subtropicales de todo el mundo.

Conoce un poco sobre la transmisión y el comportamiento sobre el gusano que causa la esquistosomiasis

La esquistosomiasis es una enfermedad causada por gusanos, específicamente duelas sanguíneas del género Schistosoma. Las larvas crecen dentro de caracoles de agua dulce y cuando llega a cercaria, el cual es el estadio infeccioso, se libera en el agua. Cuando una persona entra en contacto con el agua infestada las larvas penetran la piel y llegan a los pulmones y al hígado por medio de la sangre, en donde madura hasta su forma adulta. Después de que el gusano se ha vuelto adulto, migra a otras partes del cuerpo; el sitio final depende de la especie pero puede ser la vejiga, el recto, los intestinos, el sistema venoso, portal, el bazo, o bien quedarse en los pulmones o el hígado.

¿Y cuáles son los síntomas?

Realmente, los síntomas que se describen a continuación no se deben al gusano, sino que a la reacción del cuerpo en contra de los huevos del gusano.

A parte de la evidente presencia de una gran cantidad de tremátodos en distintas partes del cuerpo, puede existir fiebre, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo en caso que la infestación sea masiva. Cuando la larva ingresa en la piel se produce picazón y una erupción cutánea porque el esquistosoma se destruye dentro de la piel. También puede haber dolor abdominal, diarrea y orín sanguinolentos, así como micción dolorosa.

¿Y qué hago para evitar a las duelas sanguíneas?

Es muy simple: evitar entrar en contacto con agua que se sepa que estén contaminadas, que puedan estarlo o que no se sepa si lo están.

Eliminar los caracoles de las aguas a las que las personas tienen acceso es una forma de prevenir la contaminación del agua.

¿¡Y qué pasa si tengo síntomas!?

Si tus síntomas recién comienzan (y también si no)  no esperes más y acude al médico.  Aunque no suele ser mortal sí puede producir complicaciones de los órganos afectados (como cáncer de vejiga, daño hepático, agrandamiento del bazo, crisis epiléptica, hipertensión pulmonar, entre otros). Los resultados del tratamiento son buenos cuando aún no se han generado daños significativos o complicaciones severas. El tratamiento incluye la aplicación de un fármaco llamado prazicuantel. También suele emplearse corticosteroides; éste sólo cuando la infección es grave o se ve comprometido el cerebro. No olvides indicar al médico si has viajado a un área tropical o subtropical en donde es conocida la existencia de la enfermedad.

A.L. L.G. y S. P.

Literatura citada

Institutos Nacionales de la Salud. 2013. Esquistosomiasis. Consultado el 3/11/2013. En: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001321.htm

OMS. 2012. Esquistosomiasis. Consultado el 3/11/2013. En: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs115/es/

Anuncios

Leishmaniasis o leishmaniosis, una enfermedad cutánea y visceral transmitida por la picadura de mosquito

Imagen obtenida de: http://cnho.files.wordpress.com/2011/12/leismania.jpg

Esta enfermedad se produce como consecuencia de la infección de varias especies de Leishmania, el cual es un parásito protozoario de la familia Trypanosomatidae y del orden Kinetoplastida. Hasta hoy en día se han identificado aproximadamente 30 especies, de los cuales 21 son patogénicos para mamíferos. La leishmaniasis visceral humana es causada por Leishmania donovani (que incluye L. archibaldi) y Leishmania infantum (también conocida como L. chagasi), en el caso de la L. donovani su excepción es que se transmite de persona a persona, que son los reservorios; mientras que la L. infantum será zoonótica. Por otro lado la leishmaniasis cutánea es consecuencia de la mayoría de las especies de Leishmania, por ejemplo: L. braziliensis, L. mexicana, L. lainsoni, L. naiffi,  L. lindengergi, L. tropica, etc.; y todos serán zoonóticos. (The Center for Food Security & Public Health, 2009)

¿Cómo se transmite?

Imagen obtenida de: http://www.dpd.cdc.gov/dpdx/HTML/leishmaniasis.htm

Esta se transmite indirectamente de huésped en huésped, mediante vectores biológicos, es decir por la picadura de flebótomos hembras infectadas (también conocidas como moscas de arena del género Phlebotomus y Lutzomya). Éstas inyectan mediante su probóscide (cuando se alimentan de la sangre humana) la etapa infecciosa, en este caso, los promastigotes. En el interior de las células (principalmente, macrófagos) del individuo, se transforman en amastigotes que se multiplican por división simple e infectan a otras células fagocíticas; en esta etapa la infección se vuelve sintomática y si otro mosquito vuelve a alimentarse de la sangre del paciente infectado, inicia de nuevo el ciclo; consultar figura de arriba. (The Center for Food Security & Public Health, 2009; DPDx, 2009)

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas incluyen: úlceras en la boca, lengua, encías, labios, la nariz y el tabique nasal, llagas en la piel que pueden llegar a ser úlceras que tardan en sanar, dificultad para respirar y deglutir, congestión y hemorragia nasal, fiebre por períodos prolongados que desaparecen por ciclos, pérdida de peso, adelgazamiento del cabello, piel escamosa y grisácea, molestia abdominal (NHI, 2013).

¿Cómo se diagnostica?

El aumento de tamaño del bazo, del hígado y de los ganglios linfáticos son indicadores de la enfermedad; teniendo en cuenta si el paciente estuvo en regiones que se conoce que hay vectores de leishmaniasis. Además se pueden realizar biopsias y cultivos de los órganos respectivos, incluyendo la médula ósea. Adicionalmente hay otros métodos como la prueba de PCR específica para Leishmania, prueba cutánea de Montenegro, prueba indirecta de anticuerpos inmunofluorescentes, entre otras. (NHI, 2013).

¿Cuál es su tratamiento (desinfección)?

Para tratar a la leshmaniasis generalmente se utilizan medicamentos que contienen antimonio, estos abarcan antimoniato de meglunina y estibogluconato de sodio. No obstante también se utiliza pentamicina, paromomicina, anfotericina B, ketoconazol y miltefosina. Cuando se trata de leishmaniasis cutánea frecuentemente se requiere de cirugías plásticas para corregir las llagas desfigurativas. Cuando el paciente presenta leshmaniasis viral resistente a los medicamentos mencionados pueden llegar a necesitar una esplenectomía (extirpación del bazo) (NHI, 2013).

¿Cómo se previene?

La forma inmediata de prevención es evitar picaduras de mosquitos, esto se puede llegar a cabo utilizando repelentes para insectos,  mosquiteros, ropa protectora y colocar cedazo en las ventanas. Todavía no existe ninguna vacuna o medicamento que se utilice para la prevención de leishmaniasis, los esfuerzos por erradicarla aún residen en el control del vector (NHI, 2013).

L.G., S.P. y A.R.

Referencias bibliográficas

DPDx. (2009). Leishmaniasis [Leishmania spp.]. [Web en línea] en: http://www.dpd.cdc.gov/dpdx/HTML/leishmaniasis.htm [Consultado el 19 de octubre de 2013]

The Center for Food Security & Public Health. (2009). [Web en línea] en: http://www.cfsph.iastate.edu/Factsheets/es/leishmaniasis.pdf [Consultado el 19 de octubre de 2013]

NHI. 2013. Leishmaniasis. Consultado el 20 de Octubre del 2013. En: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001386.htm

¿Puede una bacteria producir úlceras pépticas?

Sabías que el 50% de la población mundial tiene   Helicobacter pylori, ya que ha sido identificada como el agente que causa la úlcera péptica y se clasifica como carcinógeno tipo I.

Se redescubrió en 1979 por dos médicos australianos: Robin Warren y Barry Marshall, ellos fueron los primeros que lograron aislarla de la mucosa de los estómagos de pacientes, así como, desarrollaron su cultivo. Es importante su redescubriemiento, ya que dieron un giro a lo que antes se creía que era la causa de de las úlceras pépticas: el estrés y estilo de vida. Básicamente Helicobacter pylori (HP) es una bacteria microaerófila, gram-negativa, forma helicoidal con muchos flagelos, y crecimiento lento. (Posse et al. 2006)

La infección ocasionada por Helicobacter pylori se ha considerado como una enfermedad emergente de las últimas tres décadas debido al aumento significativo de casos, en Estados Unidos el 30% de los adultos tiene esta infección y a nivel mundial es un 50% . H. pylori es una bacteria que ocasiona la inflamación crónica de la mucosa del estómago en humanos, puede llegar a ocasionar úlceras y posteriormente cáncer. Esta infección se puede contraer por consumir alimentos o agua contaminada, o por contacto entre personas.Uno de seis pacientes infectados desarrollan úlceras duodenales o en el estómago que puede llegar a convertirse un cáncer raro de tipo linfocítico en el estómago (Instituto Nacional del Cáncer, 2011).

La enfermedad puede iniciar al contraer al patógeno (H. pylori), el síntoma principal es la gastritis, aunque también se puede presentar dolor abdominal, náuseas, vómitos (pueden ser con sangre), heces negras, fatiga, recuento bajo de glóbulos rojos y  disminución del apetito. La infección se puede diagnosticar por la prueba del aliento con urea que consiste en ingerir una pastilla con urea radiactiva y luego de 20min. analizar la presencia de dióxido de carbono en el aliento que indica una infección activa. Una endoscopia es otra forma dediagnóstico que se basa en introducir un endoscopio que atraviesa la boca, el esófago, el estómago y el duodeno; durante el proceso se pueden extraer pequeñas biopsias de la mucosa para realizar una prueba con urea que de ser positiva indica presencia de H. pylori (Instituto Nacional del Cáncer, 2011).

¿Cuál es su tratamiento?

Principalmente, el tratamiento consiste en promover la cicatrización de la úlcera para prevenir la hemorragia. Para ello, se utilizan estimulantes de los factores defensivos de la mucosa, por ejemplo: sucralfato, prostaglandinas, carbenoxolona, entre otros. También se le proporciona al paciente neutralizantes de la secreción ácido como los anti-ácidos; inhibidores de la misma como anti-H2, anticolinérgicos; e inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol. (Posse et al. 2006)

¿Cómo se previene?

Lavándose las manos después de utilizar el baño y antes de comer, consumir agua desinfectada adecuadamente así como alimentos preparados de la misma manera (NHI, 2013).

L.G., S.P. y A.R.

Referencias bibliográficas

Instituto Nacional del Cáncer. (2011). La bacteria Helicobacter pylori y el cáncer. Con acceso el 15/10/2013. En: http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/riesgo-causas/h-pylori

Posse, R.S.; R.A., Toledo & M.L., Viana. (2006). HELICOBACTER PYLORI: Clínica, Diagnóstico y Tratamiento. Revista de Posgrado de la VIa Cátedra de Medicina. 158: 9-12 pp. [Web en línea] en: http://med.unne.edu.ar/revista/revista158/3_158.pdf

NHI. 2013. Infecciones por Helicobacter pylori. Consultado el 20 de Octubre del 2013. En: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/helicobacterpyloriinfections.html

Rumiantes con lengua azul: ¿Lollipops o virus?

ardilatxaBlue

No; los lollipops no son los responsables de la lengua azul de algunos rumiantes sino que es un virus del género Orbivirus que produce la Enfermedad de la Lengua Azul. Esta curiosa enfermedad no afecta a los humanos, ni siquiera es contagiosa entre animales; pero puede afectar devastadoramente a los rumiantes (es decir vacas, cabras ciervos y ovejas) y los síntomas suelen agravarse en las ovejas. La enfermedad de la lengua azul se descubrió en Sudáfrica y a partir del año 2006 se informaron casos en Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, el norte de Francia y más recientemente en el Reino Unido.

La propagación del virus al norte de Europa fue una sorpresa según explica el experto en Sanidad Animal de la FAO Stéphane de la Rocque; aún no está clara la forma de propagación pero se cree que el virus está evolucionando para adaptarse a hospedar insectos del género Culicoides.

La mayoría de las infecciones con Lengua Azul no presentan sintomatología, y lo único que se observa es el cambio en el número de leucocitos y una fluctuación de la temperatura rectal. Sin embargo, en rumiantes y especialmente en ovejas, ésta enfermedad puede volverse más grave. Los síntomas en ovinos son: fiebre, depresión, disnea, jadeo y mucha salivación.  Pero, ¿cómo podemos identificar que se trata de esta enfermedad? pues, al comienzo los animales tendrán una descarga nasal clara, que luego se volverá mucopurulenta y seca; hasta formar costras alrededor de los orificios nasales. El hocico, labios y orejas se muestran hiperémicos (temperatura alta); y los labios y lengua podrán estar muy inflamadas. Es importante mencionar que la lengua es en algunos casos cianótica y sobresale de la boca, es por ello el nombre de la enfermedad (Lengua Azul). Debes tomar en cuenta que: las ovejas preñadas pueden abortar, o parir corderos “tontos”, mientras que, los toros podrán esterilidad temporaria, y las vacas parirán terneros con hidraencefalia o quistes cerebrales.

Ciclo de infección del virus de la lengua azul

Ciclo de infección del virus de la lengua azul

Fuente: Nature reviews

A pesar de que no existe un tratamiento exitoso para combatir al virus de la lengua azul sí se utilizan medicamentos para aliviar los síntomas. Entre las medidas de control por la sospecha del virus se encuentra sacrificar al animal, determinar una zona de control y vigilancia, aplicar vacunas al resto de animales, control serológico y entomológico intensivo, utilizar insecticidas, controlar la desinfección de vehículos utilizados para el transporte de animales e informar a las autoridades competentes sobre posibles casos del virus. Entre los mecanismos de prevención de la enfermedad se encuentra la vacunación y eliminación de vectores. En regiones endémicas de la enferemedad existen programas de monitoreo con animales testico y toma de muestra para detectar con anticipación la presencia del virus y así tomar las medidas de control necesariar para evitar más contagiados (CRESA, 2008)

Referencias bibliográficas

FAO Sala de Prensa. 2007. La propagación de la lengua azul confirma el aumento de enfermedades animales. Consultado el 13/10/2013. En: http://www.fao.org/newsroom/es/news/2007/1000675/

CRESA. (2008). Centre de Reserca en Sanitat Animal: el virus de la lengua azul.Consultado el 13/10/2013. En: http://www.cresa.es/granja/lengua-azul_prevencion.php

CFSPH. 2006. Lengua azul. Consultado el 13/10/2013. En: http://www.cfsph.iastate.edu/Factsheets/es/lengua_azul.pdf

Escuchaste sobre la Encefalitis Equina Venezolana (EEV)…

Equino español ¿Sabías que…?

Esta es una enfermedad que la transmite un virus (EEVV) que pertenece a la familia Togaviridae y género Alphavirus. Esta enfermedad es oriunda de Sudamérica y Panamá, y fue descubierta en Venezuela en 1938. Con el tiempo el virus se fue esparciendo y  provocando epidemias humanas en otros países americanos; la más severa fue la que se produjo en Norte, Centro y Sudamérica entre los años 1969 y 1972 (OMS, 2013).

A este virus peregrino le encantan los mamíferos pequeños, los equinos, las aves,  los caballos , los humanos y los mosquitos (que es el vector entre aves y mamíferos); EEVV no puede sobrevivir si está al intemperie. En la Figura 1 se observa el  ciclo ecológico ilustrado que se cree que es de EEVV (OMS, 2013).

Figura 1: Ciclo ecológico de la encefalitis equina venezolana

Fuente: http://www.paho.org/hq/index.php option=com_content&view=article&id=8300&Itemid=39851&lang=es

Ahora bien, ¿cómo podrías reconocer a esta enfermedad? Los síntomas son muy parecidos a los de un resfriado de aquellos que no te dejan levantarte para ir a la escuela o a trabajar; fiebre  (hasta 40.5°C), dolor de cabeza y de lo ojos, constipación, dolores musculares y a veces hasta vómitos. Las molestias duran entre 3 y 6 días y después ya hay recuperación. En ocasiones una persona puede llegar a mostrar síntomas neurológicos como rigidez nucal, convulsiones, nistagmus, desviación de los ojos y a veces hasta la muerte (OMS, 2013).

Si bien a veces el desenlace de la enfermedad puede resultar desastroso, no te preocupes; actualmente hay una vacuna muy efectiva para prevenir la enfermedad y aunque no se puede curar, el reposo, la hidratación adecuada y medicamentos para tratar los síntomas son las medidas adecuadas primarias para recuperarse. No olvides acudir a tu centro de salud más cercano a la menor sospecha de padecer EEV para curarte y para que las autoridades reconozcan la fuente geográfica de infección y eviten una epidemia (Gonzalez, 2013).

Es importante mencionar que para la prevención de la EEV en equinos se puede utilizar una vacuna que se prepara a partir de una cepa del virus  modificado en cultivos celulares. Su eficacia fue comprobada en el reciente brote que ocurrió en México, por lo que actualmente existe un medio de prevención contra esta enfermedad; especialmente, para proteger a los equinos (Gonzales, 2013).

La única vacuna aceptada es la que se prepara con la cepa TC-83 o mediante el virus inactivado de la misma cepa. El virus atenuado se puede inyectar vía intramuscular, no obstante, puede ocasionar reacciones adversas. Cuando se ha empleado formalina para inactivar los virus se ha producido epizootias de EEV por lo que no se pueden utilizar este tipo de vacunas (Berge y et al. 1961).

En cuanto al diagnóstico se puede realizar uno virológico y otro serológico, el primero consiste en aislar al virus o realizar RT-PCR en tejidos, sangre o líquido cefaloraquídeo. El segundo se basa en la determinación de IgM (inmunoglubina M) y IgG (inmunoglubina G) durante la fase aguda (1a 7 tras la aparición de síntomas) o en la fase de padecimiento (14 días después de los síntomas) mediante ELISA o técnicas similares (WHO, 2013).

Referencias bibliográficas

Berge, T.O., Banks, I.S. & Tigertt W.D. (1961). Attenuation of Venezuelan equine encephalomyelitis virus by in vitro cultivation in guinea pig heart cells. Am. J. Hyg., 73, 209–218.

González, M. Encefalitis Equina Venezolana. Instituo Nacional de Investigaciones Pecuarias. México. Consultado el 6/10/2013. En: www.fmvz.unam.mx/fmvz/cienciavet/revistas/CVvol1/CVv1c07.PDF

OMS. Encefatilis Equina Venezolana. Consultado el: 6/10/2013. En: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=8300&Itemid=39851&lang=es

WHO. (2013). Encefalitis Equina Venezolana. Consultado el 6/10/2013. En: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=8300&Itemid=39851&lang=es

El Paludismo al acecho: ¡¿En dónde está el repelente de mosquitos?!

                                                                                                                 

                                                                                     Fuente: http://salud.edomexico.gob.mx/html/article.php?sid=338

Esta es una enfermedad provocada por parásitos del género Plasmodium: P. falciparum, P. vivax, P. malariae y P. ovale; el cual se transmite mediante la picadura de mosquitos infectados del género Anopheles.  En los seres humanos, éste parásito al introducirse al organismo se multiplicará en el hígado, para luego infectar a los glóbulos rojos. Se considera una enfermedad reemergente al convertirse estos parásitos en muchas zonas del mundo  resistentes a varios antipalúdicos. (OMS, 2013)

“En el 2010, ha causado cerca de 660,000 muertes (con un margen de incertidumbre que oscila entre 490,000 a 836,000), sobre todo en niños africanos.” (OMS, 2013)

¿Cuáles son sus síntomas?

Se caracterizan la fiebre, dolores de cabeza y vómitos, los cuales aparecerán, en la mayoría de los casos, de 10 a 15 días después de la picadura del mosquito. Si ésta enfermedad no se trata al paciente podrá morir, ya que altera el aporte de sangre a los órganos vitales del humano. (OMS, 2013)

Generalidades del mosquito Anopheles

La transmisión de la enfermedad por la picadura se debe a la hembra del mosquito del género Anopheles, la cual requiere la sangre para la producción de huevos; el mosquito no se ve afectado por la presencia del parásito a diferencia del ser humano. El desarrollo del parásito depende de la temperatura y la humedad; a mayores temperaturas el crecimiento se acelera (CDC, 2012).

Existen aproximadamente 3500 especies de mosquitos que se clasifican en 41 géneros; el género Anopheles cuenta con 430 especies, de las cuales únicamente de 30 a 40 transmiten malaria (CDC, 2012).

Tipo de protozoarios causantes del paludismo

Existen cuatro especies del género Plasmodium que provocan paludismo, estas se distribuyen en México, Haití, Centro y Sur América, Medio Oriente, Turquía, Sudeste de Asia, Archipiélago malayo, China y Oceanía. Las cuatro especies conocidas son Plasmodiun falciparum, Plasmodium vivax, Plasmodium malariae y el Plasmodium ovale que es el más extraño (Instituto de Salud del Estado de México, 2013).

¿Cómo podemos prevenirla?

-Evitar almacenar recipientes con agua estancada, drenarlos regularmente.

-Utilizar repelente de mosquitos en las áreas descubiertas del cuerpo.

-Al dormir en un ambiente libre utilizar mallas y mosquiteros para evitar picaduras.

-Utilizar tratamiento preventivo del paludismo al viajar a zonas endémicas de la enfermedad.

(Instituto de Salud del Estado de México, 2013).

Referencias bibliográficas

Instituto de Salud del Estado de México. (2013). El Paludismo. [Web en línea] en: http://salud.edomexico.gob.mx/html/article.php?sid=338 [Consultado el 25 de septiembre de 2013].

Organización Mundial de la Salud-OMS. (2013). Paludismo. [Web en línea] en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs094/es/ [Consultado el 08 de septiembre de 2013]

CDC. 2012. Anopheles Mosquitoes. Consultado el 29/09/2013. En: http://www.cdc.gov/malaria/about/biology/mosquitoes/

Dengue…una enfermedad reemergente

Dengue…una enfermedad reemergente

La incidencia del dengue ha crecido enormemente alrededor del mundo durante las últimas décadas. Más de 2.5 miles de millones de personas, es decir, más del 40% de población mundial está en riesgo de contraer esta enfermedad. Actualmente, WHO estima que puede haber entre 50 a 100 millones de casos dengue al año, en todo el mundo. (WHO, 2013)

Fuente: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs117/en/

Se considera una enfermedad viral reemergente, debido a que se ha extendido a áreas tropicales y subtropicales de Asia, África y América. Esta se caracteriza por un cuadro clínico que varía según la edad del paciente, el número de infecciones y el tipo viral. (Weissenbacher et al. 1997)

Esta es una enfermedad, sintomatológicamente parecida a la gripe, que se origina por uno de cuatro virus (DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4), de la familia Flaviviridae, distintos pero emparentados. Este virus se transmite mediante las picaduras de mosquitos hembras infectados, siendo el más común y eficaz vector el Aedes aegypti; éste podrá contagiar a los humanos por el resto de su vida, una vez que incubó el virus de 4 a 10 días. (Zieve, et al. 2013; WHO, 2013;  Weissenbacher et al. 1997) Es importante mencionar que ésta no debe confundirse con la fiebre del dengue hemorrágico, ya que aunque es provocada por el mismo tipo de virus; éste último posee síntomas más graves. (Zieve, et al. 2013)

Diagnóstico y síntomas

El diagnóstico a tiempo es vital para salvar la vida del paciente. La revisión médica incluye la toma de presión arterial y evaluación de niveles de plaquetas y hemoglobina. Existen pruebas específicas para el dengue, sin embargo se requiere de una semana para obtener resultados (CDC, 2012). Entre los principales síntomas se encuentra el dolor de cabeza, articulaciones y músculos, fiebres altas, vómitos y erupciones cutáneas (MedlinePlus, 2013).

Recomendaciones durante el padecimiento

Mientras el paciente tenga fiebre debe:

-Permanecer en cama el mayor tiempo posible.

– Controlar la fiebre: con acetaminofén o paracetamol, no utilizar medicamentos que contengan los compuestos de la aspirina.

-Evitar la deshidratación: suministrar bastante líquido y evaluar niveles de deshidratación.

(CDC, 2012).

¿Cómo podemos prevenirlo?

La prevención de la enfermedad se logra mediante la aplicación de medidas higiénicas simple entre las cuales están mantener los recipientes de agua bien tapados y evitar el estancamiento de la misma en lugares como macetas, pozos, letrinas, huecos de árboles, llantas, botellas etc. También es recomendable aplicar repelentes contra insectos que contengan DEET (en poca cantidad porque pueden irritar los ojos y la boca) en la piel y la ropa (considerando que los mosquitos pueden picar a través de tela fina), utilizar camisas y pantalones largos cuando se encuentre al intemperie y mosquiteros en las camas en que caso que no se cuente con aire acondicionado en la habitación ni malla metálica en las ventanas (Universidad Nacional del Sur, 2013).

NOTA INTERESANTE PARA EL LECTOR: En el link que se encuentra a continuación puede usted consultar los países donde se han reportado casos de dengue: http://www.healthmap.org/dengue/index.php

L.G., S.P. y A.R.

Referencias bibliográficas:

CDC. (2012). Enfermedades y afecciones: Dengue y Dengue Hemorrágico. Con acceso el 21/09/2013. En: http://www.cdc.gov/spanish/enfermedades/dengue/

MedlinePlus. (2013). Información de salud: Dengue. Con acceso el 21/09/2013. En: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/dengue.html

Weissenbacher, M; R. Salvatella y M. Hortal. (1997). El desafío de las enfermedades emergentes y reemergentes. Del Sindicato Médico de Urugüay. Con acceso el 04/09/2013. En: http://www.smu.org.uy/publicaciones/rmu/1998v1/h-weiss.htm

World Health Organization – WHO. (2013). Dengue and severe dengue. [Web en línea] en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs117/en/ [Consultado el 08 de septiembre de 2013]

Zieve, D.; D.R. Eltz; S., Slon & N., Wang. (2013). Fiebre del dengue. [Web en línea] en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001374.htm [Consultado el 08 de septiembre de 2013]

Universidad Nacional del Sur. 2013. https://www.uns.edu.ar/difusion/comunidad_uns/Prevencion_de_Dengue.pdf